Menú

El Semáforo, una forma sencilla y entretenida de evaluar un evento pastoral

El Semáforo, una forma sencilla y entretenida de evaluar un evento pastoral

Después de cada evento queremos saber ¿Cómo estuvo?  ¿Sirvió lo que hicimos? ¿Salió como esperábamos? ¿Logramos lo que queríamos? ¿Fallamos? ¿Acertamos? ¿Podríamos haberlo hecho mejor? ¿Fue que Dios no quería o fue que no pusimos los medios necesarios?.

Con el siguiente modo para evaluar se podrán tener más claras algunas de estas cosas de manera muy simple y expedita.

EL SEMÁFORO

Consiste en clasificar en verde, amarillo o rojo los acontecimientos, acciones, actitudes, etc. de un evento y de las personas que trabajaron en él. Se clasifica de la siguiente manera:

Verde: Aquí va lo bueno, lo que resultó, lo que hay que seguir haciendo, lo que sirve, lo que se hizo bien, lo que probablemente dará buen fruto, etc.

Amarillo: Aquí va lo que genera dudas, lo que es revisable, ideas buenas pero merecen más trabajo y análisis, cosas que pueden ir mejor, cosas que podrían salir mal, cosas que han funcionado bien pero que se tiene la sensación que puede ir a mal, si alguien dice que una cosa es verde y otro que es roja esa diferencia debe ubicarse aquí, etc.

Rojo: Aquí va lo malo, lo que no sirvió, lo que hay que sacar ya, lo que hay que modificar para que pase a verde, lo que se hizo mal, lo que faltó, etc.

EJEMPLO SEMAFORO DE UN RETIRO ESPIRITUAL

Esta es una evaluación ficticia de un retiro espiritual.

Verde: 
-La preparación de las prédicas y juegos. Se nota cuando se preparan con tiempo, fue de mejor calidad.
-El lugar: lugar apartado y cómodo para nuestras actividades juveniles. Dormitorios separados de hombres y mujeres.
-Tener misa y confesiones: Haber conversado con el sacerdote “con mucha antelación” para que nos acompañara con los sacramentos.

Amarillo:
-Dejar que se despierten solos; no funciona con la mayoría.
-El cumplimiento del horario; al parecer no todos lo conocían.
-El pago del retiro; Pagaron muy tarde y no teníamos con qué dinero comprar las cosas.

Rojo:
-No se pueden dormir tan tarde (después de las 1 am.) Porque no se levantan a la oración de la mañana y no hay quien los cuide en la noche.
-La mantención de los baños. Nadie se hizo cargo.
-El que coordinó el retiro andaba preocupado de las actividades y no tuvo tiempo para las personas.

Sugerencias:

-Podrían generarse turno para la mantención de los baños o hacer hincapié en mantener limpio.
-Pegar un letrero con el horario en las dormitorios.
-Distribuir las tareas en más personas y no solo en un servidor/coordinador.
-Despertar con música fuerte.

 

¿COMO EJECUTARLO?

Si aplicas lo anterior harás muy bien a la Iglesia ¡Dale con Fe! Ahora, si quieres mejorar, te recomiendo estos puntos para ir ejecutándolo:

1. HAZLO JUNTO A TODO TU EQUIPO: Puedes hacer esta evaluación con todo tu equipo reunido registrando las ideas en un computador o una pizarra. También le puedes pedir a cada uno que lleve su evaluación y así es más rápido el proceso. Puedes delimitar la cantidad de apreciaciones que den (por ejemplo 3 por color). Además se la puedes dar a los asistentes del evento o proceso para que completen.

2. REGISTRA TODO, OJALÁ EN UN PIZARRA: La pizarra permite que todos los que estén al tanto de todo lo que se habla, pudiendo sacar información de manera instantánea. Utiliza este elemento para mantener a tu comunidad/equipo atento a lo que se habla. Si no tienes pizarra hazlo con un proyector, escribe en tu computador y dalo vuelta o anota en un papel grande y pégalo en la pared pero ¡Preocúpate de que todos vean lo que se está hablando!

3. CUIDADO CON LAS SUGERENCIAS: Debes tener cuidado que las personas comiencen a sugerir, porque suele pasar que comienzan a dar ideas para mejorar la situación, pero se debe dejar en claro, ANTES DE COMENZAR LA EVALUACIÓN, que este momento no es para “sugerir” o “crear”, no es el momento para planificar el próximo evento sino para evaluar el que pasó; Eso debe estar claro para que el hermano no sienta que no se le toma en cuenta. Aún con esto, para no ser despectivo con el que da una idea, puedes agregar el apartado “sugerencias” pero solo para anotar ideas y dejarlas registrada. ¡Cuidado! Que no se comience a reflexionar sobre ella, este es momento de evaluar.

4. FIJENSE EN LO BUENO Y LO MALO EQUILIBRADAMENTE: Es común una tendencia a fijarse en lo malo, por lo tanto es muy probable que la zona roja tienda a tener más valoraciones. Intenta que sea equilibrado para que no se vayan con depresión pensando que lo hicieron todo mal, porque seguro que no fue así. Entonces, cuando se esté desnivelando hacia lo rojo, debes preguntar por cosas verdes. Si no lo consiguen dales más tiempo, es necesario que salga lo bueno.

5. CONCLUYE LA EVALUACIÓN DANDOLES UN FEEDBACK: Al terminar haz el resumen de la evaluación. Parte por lo rojo y termina con lo verde. Toma en cuenta lo malo para arreglarlo durante la evaluación, pero al final, cuando estén concluyendo, dale más énfasis a las fortalezas y a lo que hizo bien cada uno. A los que fueron protagonistas de lo verde felicítalos en público, así la sensación emocional del final de la evaluación será positiva, optimista y habrá ganas de seguir mejorando. Además podrás entrar al siguiente tema de la reunión desde un mejor ambiente emocional.

______________________________________________________________________

Lo interesante de esta evaluación es que aunque parezca muy simple es tremendamente efectiva, porque cuando revises la evaluación, sin querer o con querer, te llevará a la acción ya que lo que se ha puesto en verde seguramente se seguirá haciendo y lo que está en rojo se eliminará.

La idea de evaluar es que a la siguiente ocasión se mire la evaluación y se mejoren las acciones. En la Iglesia se suele decir mucho que hay que mejorar y renovarse, pero la idea no se ve muy reflejada la realidad y no se aporta con la renovación que todos creemos que Dios quiere que ocurra. Haz tu evaluación y colabórale a Dios a renovar la Iglesia.

Señor, danos fuerzas y esperanzas para creer que las cosas siempre pueden estar mejor y así servirte con excelencia. Te doy gracias por la oportunidad de servirte y la capacidad de poder analizarnos para mejorar y así amarte mejor.

Método de evaluación creado por Andreu Gatuellas, y modificado, extendido y contextualizado por Matías Campos

Déjanos tu comentario

Sobre el autor

Matías Campos

Chileno. Me gusta el silencio y el buen ruido. Me encanta la naturaleza y correr riesgos de supervivencia en ella. Soy deportista y músico (amateur pero lo disfruto mucho). Anhelo a Dios con todo mi ser y trabajo para que los demás puedan gozar de lo mismo. Profesor, Master en Coaching y Liderazgo Personal de la Universidad de Barcelona. Miembro de la comunidad Flecha del Salvador.

Publicidad

Videos recientes

Cargando…

Música recomendada

Podcast

Pin It on Pinterest

Shares
Share This