Menú

“In a heartbeat” – Video viral sobre homosexualidad ¿Cuál es el primer paso de un cristiano?

“In a heartbeat” – Video viral sobre homosexualidad ¿Cuál es el primer paso de un cristiano?

Al enfrentarse a una conversación sobre la homosexualidad a muchos cristianos se les dificulta hablar. Ante esto es esencial saber cuál es el primer y más importante paso que hay que dar.

Al hablar, unos son muy brutos y ofensivos. Algunos no se atreven a decir nada en contra de la homosexualidad por miedo a quedar como retrógrados u ofender. Otros no salen en defensa de los homosexuales por miedo a quedar como personas débiles en la fe o contradecir una enseñanza de la Iglesia. A todo esto súmale que en la mayoría de las personas solo hay opinión y sentimientos personales, pero poca información sobre lo que la Iglesia Católica verdaderamente expresa.

 

LA REALIDAD DE LOS CRISTIANOS EN EL VIDEO IN A HEARTBEAT

El video me da pena y no pude dejar de pensar en todos aquellos jóvenes homosexuales que no pueden ni siquiera hablar de su orientación con sus padres, amigos, compañeros o sacerdotes porque inmediatamente reciben un “consejo u orientación” (en el mejor de los casos), en lugar de una buena escucha, aceptación y amor.

Yo no sé cual habrá sido el propósito de los autores del video, pero me conmovió. No pude evitar sentirme mal y triste, tanto por el protagonista (joven pelirrojo) como por los jóvenes de su escuela que lo miran raro (minuto 2:25). Me dio mucha pena ver al joven sentado a los pies del árbol, triste y derrotado, después de ser juzgado por las miradas de los jóvenes de su escuela. Su experiencia no fue buena, le duele… le avergüenza. Su corazón era insistente, y sus sentimientos parecían ser verdaderos. Pero la mirada de los jóvenes no fue la más cálida y acogedora. No puede permitirse ese rechazo social. Tiene que esconder lo que siente. Tendrá que cargar con eso. ¿Cuántas veces hemos sido nosotros los que miramos así incluso sin darnos cuenta? ¿Cuánto corazones hemos ido dañando?

Recordé una muy buena canción llamada La primera:

 

“Hay cosas que van ocurriendo
Y sin ninguna explicación,
No te das cuenta si haces daño
Cuantas veces al año
Rompes un corazón”.

Juanjo Montecinos

cantautor

 

PRIMER PASO DEL CRISTIANO: AMAR

Nuestro primer paso siempre es amar, a no hacer distinción. La Iglesia dice lo siguiente:

“La Iglesia cree que el hombre y la mujer, en el orden de la creación, están hechos con necesidad de complementarse y para la relación recíproca, para que puedan dar la vida a sus hijos. Por eso la Iglesia no puede aprobar las prácticas homosexuales. Pero los cristianos deben respeto y amor a todos los hombres, con independencia de su orientación sexual, porque todos los hombres son respetados y amados por Dios.” (YouCat 65).

(Para profundizar más ir a Catecismo Iglesia Católica  2357-2359, click aquí)

Es necesario saber diferenciar entre la “persona homosexual” y la “práctica homosexual” que nombra el Youcat (catecismo joven). Es la práctica homosexual la que la Iglesia no puede aceptar por su contrariedad al orden natural. Pero en cambio, la persona homosexual, es aceptada con igual dignidad e importancia que cualquier persona. Es una persona amada por Dios.

Las personas homosexuales están llamadas a la castidad, a ejercer virtudes que ayuden al “dominio de sí mismo” (CIC 2359).  La persona homosexual puede mejorar en esto y crecer en su fe, amar y buscar a Dios. El Papa, volviendo de la JMJ de Rio 2013, dijo: “Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿Quién soy yo para criticarlo?”.  Y nosotros ¿Quién somos para criticarlo?

Es cierto que los homosexuales deben buscar el camino de su Santidad y eso implica ordenarse en algunas cosas. Quizás, puede ser difícil que cambien sus sentimientos, pero sus conductas y voluntades pueden ser orientadas castamente. Pero aun así, si no lo logra, se le sigue amando igual, tal como nos ama Dios con nuestros pecados que aún no podemos dejar de hacer. A veces el camino de la corrección no hace el cambio pero, como dice el catecismo (2359), una amistad desinteresada puede hacer que se acerquen gradualmente a la perfección cristiana.

 

NUESTRA LLAMADA: SER PROTAGONISTAS DEL CAMBIO

Pero la llamada es aún mayor. Jesús no era solo un espectador de hechos o de injusticias sociales, pocas veces guardaba silencio. Es el caso con la mujer adúltera (Jn 8, 3-11) o de Zaqueo (Lc 19, 1-10). Jesús se acerca, se entromete para anunciar su reino de amor, perdona, da esperanza. No solo no criticaba sino que además iba y los defendía, creía en ellos. Luego de amar, luego de importarse por ellos e incluso enfrentar la ofensa de otros, recién ahí daba algún mandato o consejo como “no peques más” u otras cosas. Pero lo primero siempre era la acogida, la aceptación, el amor.

Nuestro llamado es a ser protagonistas de las situaciones, del cambio social, como lo era Jesús. Acogedores, comprensivos, que escuchan, que sanan corazones, que están cerca cuando todos se alejan. Debemos tener conductas claras, tal como lo expresa la Iglesia Católica, la cual dice que los homosexuales “Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición” (CIC 2358).

Quiero aclarar que con esto no estoy promoviendo la homosexualidad, ni menos validando algún tipo de ideología o que los niños elijan cosas tan trascendentales a tan corta edad. Lo que promuevo es algo más que ideas, es el seguimiento fiel a una persona, Jesús, quien primero nos ama y nos enseña a amarnos entre todos, aceptando nuestras diferencias sin hacer distinción.

Te invito a que puedas profundizar en los textos del catecismo para comprender mejor el llamado que Jesús nos hace. Espero que el video y comentarios te sirvan y que lo puedas compartir en tu comunidad para que esto mejore y podamos mirar a los demás como lo hace Jesús. Dios te bendiga.

Déjanos tu comentario

Sobre el autor

Matías Campos

Chileno. Me gusta el silencio y el buen ruido. Me encanta la naturaleza y correr riesgos de supervivencia en ella. Soy deportista y músico (amateur pero lo disfruto mucho). Anhelo a Dios con todo mi ser y trabajo para que los demás puedan gozar de lo mismo. Profesor, Master en Coaching y Liderazgo Personal de la Universidad de Barcelona. Miembro de la comunidad Flecha del Salvador.

Publicidad

Videos recientes

Cargando…

Música recomendada

Podcast

Pin It on Pinterest

Shares
Share This